jueves, 28 de abril de 2011

La Soledad del Caracol

Camino por el living
y atravieso mi cuarto
hasta llegar al de los chicos.

El cuarto vacío
es inquietante.
Su ausencia
está por todas partes.

En los juguetes,
en las frazadas,
en las paredes,
en el piso.

Salgo al patio.
Voy hasta la cocina
y me hago unos mates.

Los mates sin Anita
también son inquietantes.

1 comentario:

  1. inquietante.
    maravilloso.
    un croquis del 50% de mi vida

    ResponderEliminar